Maximino Cerezo Barredo, Pintor de la Liberación     





¿SE IMAGINA A USTED MISMO COMO SANTO O SANTA?

El Papa Francisco nos ha dirigido un documento por el que nos convoca a todos los católicos a la santidad. Sí, a todos, absolutamente a todos. En realidad el llamado viene desde Jesús, nuestro Maestro. Él nos dice: ‘sean perfectos, sean compasivos, sean como el Padre, sean bienaventurados…’ (Vean Mateo 5,48; Lucas 6,36; Mateo 5,3).

Este documento del Papa lo pueden leer en internet. Se llama ‘Gaudete et Exsultate’ (que significa ‘alégrense y gócense’).

Es posible que a infinidad de católicos les resulte un disparate o un absurdo el plantearse la santidad para sí mismos. Tenemos conciencia de ser pecadores y como que llegar a ser santos nos parece algo tan lejano como ajeno, reservado para muy pocos.

Pero no es así. Como nos hemos acostumbrado a un catolicismo que no se toma en serio su fe, por eso pensamos que la santidad no es para nosotros. Pero ya es hora de dejemos atrás esa manera de pensar. Así lo dice el Papa: "Jesús nos quiere santos y no espera que nos conformemos con una existencia mediocre, aguada, licuada”.

Somos católicos por el llamado personal de Jesucristo. Él ha pasado junto a cada uno de nosotros y nos ha dicho: "sígueme”. La inmensa mayoría de nuestros católicos no es consciente de ese llamado. Responderle a Jesús es lo que nos hace católicos o cristianos. Por eso tenemos que trabajar a cada uno para que realmente se ponga a la escucha de la Palabra que Jesús, el Maestro, nos dirige en los santos evangelios. Por eso es tan necesario convencer a cada uno de nuestros católicos de que se ponga a leer cada día una página de los evangelios. Así, en la medida que vayamos entrando de cuerpo entero en las enseñanzas de Jesucristo, en esa medida iremos haciéndonos verdaderamente católicos. No vale la pena ser católicos así nomás, por costumbre, porque todo mundo lo es. Fíjense bien en esto: es mejor no ser católicos, que serlo superficialmente. Lo digo en serio.

Conforme uno va conociendo las enseñanzas de Jesús en los santos evangelios, entonces uno se va dejando hacer por ellas, uno se va dejando convencer por Jesucristo, transformar por él.

No pensemos que la santidad es estar hincados todo el día, rezando y muy mustios. No. La santidad es alegría, tal como la describe el Papa al titular así su documento. La santidad es fiesta, la fiesta de Dios. Bien comparó nuestro Señor Jesucristo al reino de Dios como un banquete o una fiesta de bodas, porque así expresa él, con figuras humanas, la vida eterna en la casa del Padre. En varios pasajes de los santos evangelios encontramos esta comparación: Mateo 22 y 25, Lucas 14, Juan 2, por ejemplo.

Repito: todos estamos llamados a la santidad, entendida de esta manera, como la vivió nuestro Señor. No podemos decir que Jesús vivió la santidad al modo fariseo, apartándose de los pecadores, encerrándose en el culto y en la pureza. Desde luego que así no vivió Jesús la santidad, sino desde Dios su Padre, en medio de los pecadores.

Su hermano en Cristo:

Pbro. Carlos Pérez Barrera


SACERDOTES DEL PRADO.- Del 23 al 27 de abril nos hemos reunido 13 sacerdotes pertenecientes a la familia del Prado: tres vinieron de Nogales, Sonora; 6 de Juárez, uno de Torreón y tres de Chihuahua. Estuvimos repasando varios temas que nos hacen ahondar en lo que es fundamental de nuestro carisma pradosiano: 1- conocer a Jesucristo lo es todo; 2- La caridad es el principio de todas nuestras acciones; 3- Lo único necesario: anunciar a Jesucristo a los pobres; 4- Vivir nuestro ministerio en el seno de la Iglesia, en el pueblo de Dios. Dice el salmo 132 que qué dulzura es estar los hermanos unidos. Así vivimos estos cinco días, en convivencia, en fraternidad, en espiritualidad, celebración, oración, compartiendo experiencias pastorales. Quisiera uno que muchos sacerdotes se unieran a esta espiritualidad.

MISIÓN CASA POR CASA.- El equipo de La Minita ha expresado la inquietud de realizar una misión casa por casa, llevando un mensaje que me han pedido que les escriba. El siguiente, es un volante que les he encargado  dejar en cada hogar:

      Los invitamos a que lean diariamente una página de los santos evangelios. La Biblia tiene cuatro evangelios que son Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Hagan la costumbre, el hábito de no irse a la cama sin haber leído al menos un pasaje. No se toma más de 5 minutos leer una página. Háganlo toda su vida. Los evangelios son un alimento diario que alimenta nuestra espiritualidad cristiana. Sólo leyendo los santos evangelios infinidad de veces podemos conocer a Jesús, amarlo, seguirlo, dejarnos formar por él que es nuestro Maestro.

      Los invitamos a participar en la Misa cada domingo. En nuestra capilla nos reunimos todos los domingos a tales horas. La comunidad se reúne en el nombre de nuestro Señor Jesucristo para escuchar su Palabra, para orar juntos, para recibir a Jesucristo en la Santa Comunión, para que Dios nos vaya haciendo su familia.

      Los invitamos a integrarse en alguno de nuestros grupos o ministerios de la parroquia. Queremos una Iglesia de católicos activos. La Iglesia los necesita a ustedes. Sólo con la actividad de sus católicos nuestra Iglesia llegará a ser eficaz en su misión de transformar a esta sociedad tan destruida por el egoísmo y la violencia, en una sociedad más armoniosa, más positiva, como Dios quiere que llegue a ser toda nuestra humanidad. En la parroquia tenemos catequesis infantil, pastoral juvenil, campamentos kairós, grupos de adultos; lectura y canto en la liturgia, servicio del altar, el aseo de la capilla. Tenemos también servicios de la caridad: atención a enfermos, despensas, dispensario, atención a  migrantes, etc. Vayan pensando en cuál de todos ellos les gustaría participar.

DIEZMOS Y AGUINALDO.- Este año, de los 2,500 sobres del diezmo diocesano que repartimos, regresaron solamente 205, con un monto de 38,800 pesos. Gracias les expresamos a las familias católicas que respondieron. / En cuanto al sobre del aguinaldo, fueron 214 los sobres recibidos para un monto de 34,201 pesos. Con esta cantidad se aligeraron los 45 mil pesos que tuvo que pagar la parroquia por el seguro de los sacerdotes. Muchas gracias, pues, a todos.

HOMILÍA DOMINICAL.- Escuchen por radio la homilía de nuestro párroco en el 106.1 de FM, el tercer domingo de cada mes, a las 9:30 a.m. También la pueden leer cada semana en esta dirección de internet: www.iglesiaenchihuahua.org. Les recomendamos la página "Religión Digital”, que trae mucha información religiosa.

 

 

Copyright © 2018 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |