Maximino Cerezo Barredo, Pintor de la Liberación     




(Los artículos de esta sección pueden ser reproducidos por cualquier medio, citando la fuente)


CORRUPCIÓN, UN MAL SISTÉMICO

Viernes 10 de julio de 2020

Carlos Pérez B., Pbro.

 

"He aquí el fuero del rey que va a reinar sobre ustedes. Tomará sus hijos y los destinará a sus carros y a sus caballos y tendrán que correr delante de su carro. Los empleará como jefes de mil y jefes de cincuenta; les hará labrar sus campos, segar su cosecha, fabricar sus armas de guerra y los arreos de sus carros. Tomará sus hijas para perfumistas, cocineras y panaderas. Tomará sus campos, sus viñas y sus mejores olivares y se los dará a sus servidores. Tomará el diezmo de sus cultivos y sus viñas para dárselo a sus eunucos y a sus servidores. Tomará sus criados y criadas, y sus mejores bueyes y asnos y les hará trabajar para él. Sacará el diezmo de sus rebaños y ustedes mismos serán sus esclavos” (1 Samuel 8,11-17).

 

Finalmente se dio con el paradero del ex gobernador César Duarte en Estados Unidos, en Miami, donde andaba prófugo de la justicia. Nosotros no nos erigimos en jueces pero sí queremos que él y sus acusadores nos den cuentas de los faltantes en las arcas del estado. ¿Es cierto que desde que asumió la gubernatura empezó a canalizar dinero público para capitalizar su banco? ¿Y qué hay de las tantas propiedades inmuebles de las que se fue haciendo? ¿A poco nos resulta increíble, a quienes hemos vivido y padecido este sistema político hasta años recientes, que se desvía dinero del pueblo para campañas electorales de algún partido? Pues eso nos lo tiene que aclarar él o el ahora gobernador y otros luchadores sociales que se plantaban frente a palacio de gobierno en el tiempo de su administración. Uno de ellos era el gobernador actual.

Para nosotros la corrupción es un delito, un pecado y un mal de graves consecuencias para los más pobres, desde este lugar hablamos y pensamos. Esos millones (¿cientos o miles de millones?) de pesos le pertenecen al pueblo, a este pueblo amolado por tantos males. La miseria de tantísima gente que vive en el campo, en la sierra, en las periferias de nuestras ciudades está gritando hasta el cielo. Esto es lo que nos mueve a levantar la voz, no nuestra mirada puritana y moralista.

¿Alguna vez le quitó dinero Duarte a los rarámuri y otras culturas indígenas? Tenemos una deuda muy grande con ellos, porque estamos usufructuando las tierras que ancestralmente eran de ellos. Los fértiles valles del estado los ocupaban ellos, pero se retiraron a la sierra para huir de los conquistadores, y se quedaron sin nada. El dinero no utilizado en ellos y en muchos otros pobres, es un despojo. Digo esto sólo como un ejemplo, porque hay algunos que minimizan la corrupción como si fuera un mal menor.

No. La corrupción es un mal de nuestro sistema económico, político y social. En el sexenio de Peña Nieto (y en sexenios anteriores) se solapó, se toleró a gobernadores y más funcionarios que llegaron expresamente para sustraer lo que les pertenecía a todos los mexicanos.

Pero la corrupción no sólo la cometen los que tienen las uñas largas, también los que se hacen cómplices desde la administración de la justicia, desde las administraciones políticas. ¿No hubo empantanamiento en dar respuesta judicial ante quienes solicitaban pedirle cuentas a tal gobernador en su período y después de él?

También nosotros, los que callamos, somos cómplices de la corrupción en perjuicio de tanta gente. Estoy de acuerdo en la denuncia que lanzó el p. Camilo ante el silencio de nuestra Iglesia.


 

Copyright © 2020 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |