Maximino Cerezo Barredo, Pintor de la Liberación     


 

ANTECEDENTES PERSONALES
 
José Fernández Arteaga (JFA) nació en Santa Inés, Michoacán, diócesis de Zamora, el 12 de septiembre de1933.
 
Ingresó al Seminario Menor de Tulancingo, de la diócesis del mismo nombre, en el estado de Hidalgo, en 1946 y ahí permaneció hasta 1950. En este año fue enviado por sus superiores a continuar sus estudios en la etapa de filosofía al Seminario Interdiocesano de Montezuma, Nuevo México. Al terminar el trienio de filosofía continuó ahí mismo sus estudios de teología durante cuatro años, hasta 1957. El 6 de abril de este año recibió la ordenación sacerdotal en el mismo Seminario de Montezuma. Al terminar sus estudios en Montezuma fue enviado a Roma, a la Pontificia Universidad Gregoriana, donde estudió derecho canónico por espacio de dos años, hasta 1959, obteniendo el título de licenciado en esta materia.
 
Cuando JFA estaba por iniciar el cuarto año de teología en Montezuma, llegó a la diócesis de Tulancingo un nuevo obispo: monseñor Adalberto Almeida y Merino, quien tomó posesión el 15 de agosto de 1956. Precisamente a Mons. Almeida iba a suceder JFA como arzobispo de Chihuahua 35 años después. Fue, por tanto, a Mons. Almeida a quien correspondió darle a JFA el permiso para recibir la ordenación sacerdotal y para continuar sus estudios en Roma.
 
Al regresar JFA de Roma en 1959, Mons. Almeida lo destinó a trabajar en el seminario diocesano. Mons. Almeida dejó Tulancingo para hacerse cargo de la diócesis de Zacatecas en 1962, mientras JFA continuaba en el seminario. Ahí permaneció hasta 1968 sirviendo como profesor, prefecto de disciplina y vice-ecónomo.
 
De 1968 a 1970 desempeñó el cargo de vicario parroquial en Villa Manuel Ávila Camacho, Hgo. y de 1970 a 1974 ocupó los puestos de capellán en Metepec, Hgo., director espiritual de la Legión de María, capellán de religiosas, presidente y luego secretario del Consejo Presbiteral y, finalmente, párroco de Nuestra Señora de los Ángeles en Tulancingo.
 
En esta última parroquia estaba cuando fue nombrado obispo de Apatzingán, Michoacán, el 16 de julio de 1974. Recibió la ordenación episcopal el 12 de septiembre del mismo año.
 
Siendo obispo de esta diócesis, fundó, el 15 de septiembre de 1976, la Pía Unión de Hermanas Diocesanas de Nuestra Señora de los Ángeles.
 
Después de permanecer en Apatzingán cuatro años, el 8 de febrero de 1980 JFA fue nombrado obispo de Colima, donde tomó posesión el 8 de mayo de ese año. Permaneció al mismo tiempo como administrador apostólico de Apatzingán hasta el 21 de mayo de 1981. Llevaba en Colima ocho años, cuando el 27 de diciembre de 1988 le llega la noticia de su traslado a la arquidiócesis de Chihuahua como obispo coadjutor de monseñor Adalberto Almeida y Merino. Asumió este cargo el 25 de enero de 1989.
 
El 24 de junio de 1991, al habérsele aceptado a Mons. Almeida su renuncia por haber alcanzado los 75 años de edad, de acuerdo con el canon 401. JFA tomó posesión de la sede de Chihuahua como arzobispo diocesano.
 

Copyright © 2018 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |