Maximino Cerezo Barredo, Pintor de la Liberación     



Orgulloso de ser católico

Sam Miller, un prominente hombre de negocios judío de Cleveland, hizo el pasado 6 de marzo estas interesantes comparaciones y reflexiones sobre el rol de los sacerdotes católicos en los Estados Unidos. Es llamativo que la defensa de estos servidores haya sido hecha por un judìo. He aquì sus observaciones:
¿Por qué podrían los periódicos continuar una venganza sobre una de las más importantes instituciones que tenemos hoy en los Estados Unidos, llamada la Iglesia Católica?

Sabe Usted que la Iglesia Católica educa 2.6 millones de estudiantes cada día al costo para su iglesia de 10 billones de dólares, y del otro lado, unos ahorros, para los pagadores de impuestos de 18 billones de dólares?. Sus graduandos continúan estudios a la tasa de 92% todo a un costo para ustedes. Para el resto de los americanos es gratis.

La iglesia católica tiene 230 colegios y universidades en los EEUU con un enrolamiento de 700,000 estudiantes.
La Iglesia Católica tiene un sistema de 637 hospitales, sin fines de lucro, los cuales cuentan con tratamientos para 1 de cada 5 personas –no solo católicos- en los EEUU, actualmente.

Pero la prensa es vindicativa y trata totalmente de denigrar en cada forma la Iglesia Católica en este país. Ellos han culpado de la enfermedad pedofilia a la iglesia católica, la cual es tan irresponsable como culpable de adulterios en la institución de matrimonio.
Permítanme darles algunos datos que ustedes como católicos deben saber y recordar. Por ejemplo, el 12% de 300 clérigos protestantes han admitido cópula sexual con un feligrés; se tiene conocimiento de que el 38% ha tenido otros contactos sexuales inapropiados, en un estudio de la Iglesia Unida Metodista, el 41.8% de la mujeres del clérigo han reportado comportamientos sexuales no deseados; el 17% de las mujeres han sido sexualmente acosadas.
Mientras tanto, el 1.7% de los clérigos católicos han sido encontrados culpables de pedofilia. 10% de los ministros protestantes han sido encontrados culpables de pedofilia. Este no es un problema católico.

Un estudio de los sacerdotes americanos ha mostrado que la mayoría son felices en su sacerdocio y encuentran e éste mejor de lo que esperaban, y a la mayoría, si se les da la oportunidad, elegirían ser sacerdotes de nuevo, dando la cara a toda esta desagradable campaña que la iglesia ha estado recibiendo.
La iglesia católica está sangrando de heridas auto-infligidas. La agonía que los católicos han sentido y sufrido , no es necesariamente falla de la iglesia. Ustedes han sido heridos por un pequeño número de díscolos sacerdotes, que probablemente han sido ya totalmente eliminados.
Caminen con sus hombros en alto y su cabeza aún más alta. Sean un orgulloso miembro de la más importante agencia no –gubernamental en los EEUU. Entonces recuerden lo que decía Jeremías:

¨Párense en los caminos, y miren y pregunten por las antiguas trayectorias, donde está el buen camino, y transítenlo y encuentren descanso para sus almas¨. Estén orgullos de elegir su fe con orgullo y reverencia y aprendan que hace su iglesia por todas las otras religiones. Estén orgullosos de ser católicos.
Del Boletin Buckeye, cortesía del Concilio Brookside #3297, Diócesis de Cleveland

 

Copyright © 2018 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |