Maximino Cerezo Barredo, Pintor de la Liberación     


(Los artículos de esta sección pueden ser reproducidos por cualquier medio, citando la fuente)
 
SACERDOTES DE SAN SEBASTIÁN PROTESTAN ANTE NOMBRAMIENTO DE OBISPO
Jueves 17 de diciembre del 2009
Carlos Pérez B. pbro.
 
     Muchos seguramente nos sentiremos identificados con esta carta que 131 sacerdotes de la diócesis de san Sebastián, en España, han publicado ante el nombramiento de su nuevo obispo.
     Muchos católicos también seguramente reaccionarán ante esta denuncia tildándola de rebelión o de falta de obediencia.
     Yo los felicito y apoyo por su valor. Acciones como ésta ciertamente no traen beneficios de tipo humano. La verdad es que esto es muy necesario en nuestra Iglesia, para que vaya cambiando en la línea del evangelio, que es siempre anuncio y denuncia.
     La suprema jerarquía debe abrir los oídos y el corazón para atender todas estas muestras legítimas de incomodidad, y abrir nuevos caminos para la elección de obispos. Yo defiendo que las diócesis no somos iglesias infantes como para que en este siglo XXI sigamos siendo tratadas como tales. Los procedimientos pueden, deben ser ya distintos. Y no solamente los procedimientos de elección, sino sobre todo las relaciones de alta jerarquía con los católicos de cada una de las diócesis: procedimientos de escucha, de reconocimiento de derechos, de diálogo, de discernimiento, de corrección de decisiones, etc. Cuántas cosas se hubieran podido corregir en estos pasados 20 años si hubiéramos contado con estos procedimientos. Gracias a Dios que ahora nos han nombrado a un obispo diferente, pero 20 años fueron muchos años de sordera y cerrazón.
     He aquí la carta de estos 131 sacerdotes, entre los que se cuentan 85 de los 120 párrocos de la diócesis, y entre ellos, 11 de los 14 arciprestes:
 
SACERDOTES Y RELIGIOSOS CON CARGO PASTORAL DE LA DIÓCESIS DE GIPUZKOA
 
Con motivo del nombramiento del nuevo obispo de nuestra Diócesis y desde nuestra condición de sacerdotes y religiosos de la Iglesia de Gipuzkoa, movidos por la responsabilidad que tenemos ante nuestra Iglesia local, queremos expresar lo siguiente:
 
• Hemos recibido con dolor y profunda inquietud la designación de D. José Ignacio Munilla para presidir y dirigir la Iglesia de Guipúzcoa, designación que ha sido percibida por nosotros como una clara desautorización de la vida eclesial de nuestra Diócesis y también como una iniciativa destinada a variar su rumbo.
 
• Manifestamos nuestra disconformidad y desaprobación con la intencionalidad y el procedimiento seguidos en el nombramiento de D. José Ignacio Munilla como Obispo de nuestra Diócesis. Lamentamos y deploramos que en una cuestión tan trascendental como ésta no se haya tenido en cuenta ni respetado el sentir de nuestra Iglesia Diocesana y sus organismos pastorales.
 
• Conocemos de cerca la trayectoria pastoral de D. José Ignacio Munilla como presbítero, profundamente marcada por la desafección y falta de comunión con las líneas diocesanas. Consideramos que en modo alguno es la persona idónea para desempeñar el cargo de Obispo y Pastor de nuestra Diócesis.
 
• Manifestamos nuestro apoyo y adhesión a la línea pastoral y estilo eclesial que se han ido forjando en nuestra Diócesis en fidelidad al espíritu del Concilio Vaticano 11 con el aliento y dirección pastoral de nuestros obispos.
 
• Por ello mismo, desde la fidelidad al evangelio de Jesucristo, nuestro amor a la Iglesia y servicio a nuestro pueblo, queremos reiterar ante nuestras comunidades cristianas nuestra voluntad y compromiso de seguir caminando en coherencia con las opciones pastorales que hemos mantenido a lo largo de todos estos años.
 
• Estamos convencidos de que no nos va a faltar el aliento del Espíritu ni la colaboración de tantos y tantos creyentes que en estos momentos de incertidumbre seguirán aportando lo mejor de su experiencia cristiana.
 
En Gipuzkoa a 14 de diciembre de 2009.
 

Copyright © 2018 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |