Maximino Cerezo Barredo, Pintor de la Liberación     


 
(Los artículos de esta sección pueden ser reproducidos por cualquier medio, citando la fuente)
 
LOS SACERDOTES Y LOS MEDIOS DIGITALES
Domingo 16 de mayo del 2010
Carlos Pérez Barrera, Pbro.
 
     Este día de la Ascensión del Señor, nuestra Iglesia celebra la jornada mundial de los medios de comunicación social. El Papa nos recuerda cada año en esta jornada que nuestra vocación, es decir, que fuimos llamados por Dios nuestro Señor para difundir su buena noticia de la salvación de Dios para este pobre mundo.
     Este año sacerdotal el Papa se dirige de manera especial, aunque no exclusiva, a los sacerdotes, y nos motiva a utilizar los medios digitales, la internet, para difundir el evangelio de Jesucristo. Su mensaje lleva propiamente este título: «El sacerdote y la pastoral en el mundo digital: los nuevos medios al servicio de la Palabra». Y nos dice con suma claridad:
 
"La tarea primaria del sacerdote es la de anunciar a Cristo, la Palabra de Dios hecha carne, y comunicar la multiforme gracia divina que nos salva mediante los Sacramentos… Las vías de comunicación abiertas por las conquistas tecnológicas se han convertido en un instrumento indispensable para responder adecuadamente a estas preguntas, que surgen en un contexto de grandes cambios culturales, que se notan especialmente en el mundo juvenil. En verdad el mundo digital, ofreciendo medios que permiten una capacidad de expresión casi ilimitada, abre importantes perspectivas y actualiza la exhortación paulina: «¡Ay de mí si no anuncio el Evangelio!» (1 Co 9,16). Así pues, con la difusión de esos medios, la responsabilidad del anuncio no solamente aumenta, sino que se hace más acuciante y reclama un compromiso más intenso y eficaz”. (Los subrayados son míos).
 
     Habría que preguntarnos, cada uno de los sacerdotes, cómo estoy utilizando los medios digitales, sin olvidar prensa, radio y televisión, para hacer llegar a toda la población el Evangelio de su salvación. Al preguntar "cómo”, no pensemos sólo en el "cuánto”, sino en las maneras concretas. Porque no es lo mismo ingresar a la red digital y escribir un artículo, como lo hago yo con cierta frecuencia, por cierto que medio aburrido e intelectualoide, que diseñar páginas apropiadas y de interés, ¡atractivas! para los jóvenes, para los niños. Son ellos los que principalmente tienen acceso tan fácil a la red. En nuestra diócesis ya debemos estar pensando seriamente cómo incursionar en este campo. Nuestra pastoral parroquial, dirigida a un grupo reducido de personas, por lo general mayores, deja mucho que desear.
 

Copyright © 2018 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |