Maximino Cerezo Barredo, Pintor de la Liberación     


 
 
¿MUJERES ORDENADAS DIACONISAS?
Jueves 19 de mayo de 2016
 
Carlos Pérez Barrera, Pbro.
 
     El 12 de mayo el Papa Francisco, reunido con unas 900 superioras de congregaciones religiosas de diversas partes del mundo, anunció la creación de una comisión que investigue minuciosamente en la Sagrada Escritura (el Nuevo Testamento) y en la tradición de la Iglesia primitiva, acerca del diaconado femenino.

     Hay mucha oposición a este tema de la ordenación de mujeres, entre personas notables de nuestra Iglesia. Y sabemos que hay fuertes molestias entre ellos por los temas que el Papa está sacando a la luz y a la discusión. Pero la Iglesia no es de ellos, la Iglesia es de Jesús. Incluso se habla de que el Papa nos está llevando a un cisma, a un rompimiento en las entrañas de la Iglesia. Yo le diría al Papa que el riesgo es fuerte, pero los cismáticos son ellos, y desde hace siglos que han roto con Jesucristo, porque han fundado una Iglesia que es más de ellos que de Jesús.

     Yo me atrevo a externar mi opinión, desde mi humilde lugar, no de teólogo ni de especialista en Biblia, sino de párroco de barriada, atento a los signos de nuestro tiempo, y sobre todo, atento e inmerso en las necesidades pastorales de nuestra gente, y también desde mi lugar de estudioso aficionado de los santos evangelios, estudioso de la Persona de nuestro Señor Jesucristo.

     Yo estoy seguro que en nuestro tiempo, Jesucristo, el Maestro, llamaría en su seguimiento y en su envío a mujeres, sin distinción alguna de sexo. Yo afirmo que la capacidad para ser un ministro ordenado de Jesús, no radica en los genitales, sino en el corazón, en el espíritu, en el Espíritu que se posesiona de cada persona. Repito, el ser mujer no es una limitante para el llamado de Jesús.

     Jesucristo vivió hace dos mil años, en una cultura tremendamente machista, algo que los especialistas van a decir, y que nuestras jerarquías eclesiásticas más conservadoras van a esgrimir como razón no válida, para decir que Jesús sólo llamó a hombres para ser sus apóstoles. En realidad ahí están, María Magdalena, la primera apóstol de la resurrección de Jesús, y las demás mujeres. Pero si Jesús sólo hubiera llamado a hombres, y si sólo hubiera llamado a judíos, no debemos pensar que no debe haber mexicanos entre sus elegidos, porque nunca llamó a mexicanos, por poner un ejemplo.

     Creo que muchos católicos deberíamos externar nuestro pensar para que la Iglesia no sea dirigida solamente por un grupo que se cree dueño de ella.

 
 

Copyright © 2018 www.iglesiaenchihuahua.org by xnet.com.mx
Mapa del Sitio | acceso |